Diario de viaje: Rally de Finlandia 2019

Mi admiración por el Rally Mil Lagos me viene de muy pequeño.

Cuando tenía unos 9 años, circulaba por mi casa esta cinta de VHS (que aún conservo). La debió traer mi padre. Recuerdo que me sentaba en el suelo y la miraba en bucle, una y otra vez, me la sabía de memoria, no tenía otra. No existía ni internet, ni YouTube, ni nada parecido.

33º Rally of de 1000 Lakes

26-28 de agosto 1983

50 tramos cronometrados, 1460 kilómetros de enlaces, 473 cronometrados

Victoria de Mikkola-Hertz con Audi (era su séptima victoria en casa), a pesar de los problemas de estos. La segunda posición era para Blomqvist-Cederberg, también con Audi, que cedían la victoria a Hannu, a falta de dos tramos para finalizar, siguiendo ordenes de equipo, ya que Mikkola disputaba el campeonato (ese año sería campeón del mundo). El pódium lo completaban Alen-Kivimaki, con Lancia 037.

Los espectaculares Toivonen-Gallagher y Vatanen-Harryman (¡vaya equipazo!), abandonaban ambos con los bonitos Manta 400 de Rothmans, llegando a ir terceros y cuartos del rally.

Revista Automóvil (octubre 1983)

Quien me iba a decir, que 35 años después, ¡por fin iba ir a ver el Rally 1000 Lagos!

Previo Rally

A la vuelta del Rally de Gales del año pasado, mi amigo Arnau Bennasar, me comentaba si para 2019 poníamos en marcha ir a Finlandia. Era un rally que como he comentado previamente, tenía muchas ganas de ir, pero por un motivo u otro, lo había ido aplazando. Me ha pasado más de una vez, que gente, en su mayoría de Mallorca, me comentan que les gustaría ir a Finlandia, cuando realmente no han viajo al mundial o sólo al Costa Brava/Costa Daurada. No es que no se pueda, evidentemente, pero creo que hay muchos rallys bonitos antes a los que viajar, antes de ir a Finlandia. Si vas directamente a Finlandia, vas a ir a unos de los mejores y los viajes que hagas después, igual te sabrán a poco. Pero bueno, es sólo mi opinión.

Íbamos a ser cinco en un principio, pero finalmente hemos sido cuatro (Arnau Bennasar, Xisco Montblanch, Joan Toni y yo). Más de cuatro o cinco, en un viaje al mundial, ya son multitud.

Lo primero que hice fue consultar fecha de sacar los billetes, vuelos y donde elegir casa. Nos pusimos a mirarlo en noviembre (Gales fue en octubre) y lo primero que me avisaron, era que nos diésemos prisa en buscar alojamiento, ya que era lo que antes se agotaba o subía de precio y no encontrabas casa donde querías o te gustaría. La casa la estuvimos mirando en varias webs y finalmente, la alquilamos en la página de www.airbnb.es. Nos decidimos más por las referencias de la casa y por el precio, que por la ubicación (Uurainen), un poco demasiado al norte de Jyväskylä (como así me pareció una vez allí). Aunque la cabaña ha sido espectacular y ha compensado con creces el “hándicap” de la distancia.

Los billetes, los sacamos en noviembre también, con la compañía Norwegian, que tiene vuelo directo Palma-Helsinki. Teníamos que salir el martes noche y volver el lunes por la tarde, aunque a los dos meses hubo un cambio de horarios/vuelos y salimos el martes al mediodía, manteniéndose la vuelta igual. El cambio de vuelo y las constantes noticias de posible quiebra de Norwegian, nos tuvieron un poco en vilo hasta el último momento.

El tema coche, es lo más sencillo, lo alquilamos en Sixt. Más delante explicaré lo que nos ha costado el rally en su totalidad. Evidentemente, no es de los viajes al mundial, más batatos, pero la ventaja de tener que planearlo con tanta antelación, es que lo vas pagando poco a poco.

Si tengo que ser sincero, al principio no estaba muy motivado con el rally, no fue hasta que me puse a mirar tramos, que poco a poco, mi motivación fue en aumento.

Una vez se publicó el rutómetro, lo primero que hice, fue comparar los tramos que coincidían con 2018 y visualizarlos en WRC+ mediante las onboards y consultar la web de https://www.rally-maps.com/home, página muy completa, donde te indica las diferentes versiones de otros años, onboards e incluso onboard con un puntero en el mapa, que se mueve a la vez que la imagen, lo que te permite, localizar puntos concretos interesante.

Lo que me sorprendió a primera vista, era que parecía que se podían ver muchos tramos, por tiempo y por distancia entre los tramos, algo que me extrañaba y que al preguntar a amigos que hace años que van a trabajar, me lo confirmaban, que era fácil moverse, ya que estaba muy bien organizado. A parte de que los nórdicos, son otro mundo, comparado con los que venimos del sur de Europa, luego lo cuento.

Una vez publicada la guía oficial, fue imprimirla y empezar a tomar apuntes, leer webs y cualquier cosa que me ayudase a guiarme. Una web que me ha sido bastante útil, ha sido https://itgetsfasternow.com/2019/06/28/route-preview-rally-finland-2019/, donde explica muy bien los tramos, con videos y puntos kilométricos de los lugares míticos o interesantes.

Como he dicho previamente, en la teoría me salían muchos tramos, después me faltaba comprobar in situ, si era posible o no. Como nos íbamos el martes al mediodía, teníamos todo el miércoles y parte del jueves, para ir a ver tramos, accesos y ver las distancias/tiempo. Planifique el miércoles para ir a ver los tramos de más lejos e ir subiendo, dejando para el jueves, entre el shakedown y la Super Especial de Harju, los dos tramos del domingo, y el tramo más al norte del rally.

Viendo el rutómetro, me di cuenta que no se volvía a disputar el mítico tramo de Ouninpohja, sólo una sección de él, denominado Kakaristo, por lo que, durante el miércoles, era visita obligada, ir a ver la versión más habitual de 34 kilómetros, del que dicen es el mejor tramo del mundo. El cual, previamente, también preparé, encontrando mucha información en la misma web, comentada anteriormente https://itgetsfasternow.com/2017/11/24/ouninpohja-pt-1-the-legends/

Martes 30 de Julio

El martes teníamos el vuelo a las 12:50 y debíamos aterrizar en Helsinki a las 17:50, hora de Finlandia, que tiene una hora más que en España. A las 17:30, ya aterrizamos en el aeropuerto de Vantaa, faltaba recoger el coche (VW Caddy automático) y nos separaban 300 kilómetros hasta la casa en Uurainen, a la cual llegamos sobre las 22:30. De camino, avisamos a la dueña de la casa de que llegaríamos tarde y nos dijo que nos había preparado un pastel de arándanos como bienvenida. La cabaña (mökki en suomi) pintaba muy bien en la web, pero cuando llegamos, era espectacular y el lugar también.

Como a esa hora, ya no se puede ir a cenar a ningún sitio y llevábamos comida, cenamos de “pa amb oli”, con pan moreno, aceite, tomates, tortilla de patatas y embutidos que habíamos traído de Palma.

Miércoles 31 de Julio

Despertador a las 6:00

Salida a las 7:00

Destino Kakaristo a 105 kilómetros. Durante el día reconocimos por este orden, Kakaristo, Pihlajakoski, Päijälä, Ouninpohja, Leustu, (parada para comer en Jämsä y primera compra en el supermercado) Oittila, Moksi, Urria, Ässämäki. Tramos espectaculares en general, con zonas rápidas, lentas, anchas, estrechas, un poco de todo. Me sorprendió el tipo de terreno, no esperaba tanta gravilla, con todos los vídeos, resúmenes, que he visto siempre del rally, me pensaba que sería más arcilloso. Acabamos bastante tarde, al perder demasiado tiempo comiendo y comprando, pero conseguimos ver todos los tramos que tenía planeado.

Ouninpohja

Ouninpohja merece un apartado aparte, ¡es espectacular!. La primera parte hasta el cruce de Mutanen (Ouninpohjantie), tiene lugares muy míticos como la roca donde se salió Dani Sordo en 2006 con el Citroën Xsara, la cual tiene su nombre escrito, junto al de Toni Gardemeister,

poco después llegamos a la parte más famosa, con el salto de Yellow House y la sección donde Gronholm mantuvo el Ford Focus 46” a fondo. A partir del cruce, viene una sección muy rápida (Okskulmantie), que coincide con la versión 2019 del tramo y que llega hasta el cruce de Kakaristo (al llegar al cruce y me vino a la cabeza, la imagen del video de Hirvonen en 2007 llegando con el Ford Focus descolgado)

Desde Kakaristo, hasta el último cruce (Pitkäjärventie), también coincide con 2019, el trazado original de Ouninpohja gira a la izquierda, y este año, giraba a la derecha. Lugar de obligadísima visita, si vais a Finlandia

Jueves 1 de agosto

Despertador a las 06:00

Salida a las 07:00

Dirección al shakedown en Vesala. La verdad que cada vez me gustan menos los shakedown, se acumula mucho público y los prioritarios pasan demasiadas pocas veces.

Acudimos a la parte final que es rápida y ya estaba a reventar de público, estuvimos viendo unas cuantas pasadas, hasta que apareció un espectador caminando por el tramo y detuvieron el shake, además de desalojarnos de donde estábamos. Al estar a tope y no encontrar una buena ubicación para seguir viéndolo, decidimos ir a ver los tres tramos que nos faltaban, Äänekoski, Laukaa y Ruuhimäki.

A la vuelta, antes de ver la Super Especial de Harju, en el centro de Jyväskylä, nos dio tiempo a visitar el Service y realizar las obligadas compras de merchandaising. La Super Especial no es que sea gran cosa, además que esta abarrotada de púbico. Vimos los WRC y a casa a cenar y preparar la etapa del viernes.

Viernes 2 de agosto

Despertador 05:15

Salida 06:10

La intención era ver seis tramos (Oittila, Urria, Äänekoski, Moksi, Ässämäki, Harju) con lo que hubiésemos visto, una pasada por cada tramo del día.

Ottila fue bien, fuimos a un cruce de fácil acceso en la ZP B, sólo se disputaba una vez y había que salir pronto y rápido de ahí, ya que estaba un poco apartado del resto de tramos. El siguiente tramo fue Urria, en la zona rápida previa al salto famoso. Pecamos de pardillos y aparcamos demasiado pronto en el acceso, teniendo que caminar 25 minutos, cuando más adelante, aún existía aparcamiento. Sitio muy rápido y espectacular. El siguiente tramo, era la zona final de Äänekoski, pero a tres kilómetros del tramo, nos encontramos un atasco, intentamos evitarlo y finalmente ir andando, pero no llegábamos, así que decidimos ir a Moksi, al rasante, que saltan de lado, costando bastante ubicarse, debido a la cantidad de gente que ya había, aunque el salto no decepciona. De ahí nos fuimos a una zona rápida al final de Ässämäki, calculé mal la distancia y tuvimos que andar más de lo previsto por dentro del bosque, aunque a la vuelta descubrimos un atajo, que facilitaba el acceso. Sitio bastante espectacular también. Al estar cansados y sabiendo que la Super Especial estaría a tope, preferimos ir a comprar y llegar más pronto a casa. Cuatro tramos vistos, de nos ser por el atasco llegábamos bien de tiempo a Äänekoski , a Harju decidimos no ir, por lo que ver seis tramos, era posible.

Sábado 3 de agosto

Despertador 04:30

Salida: 05:30

Era el día teníamos los tramos más lejos de la casa. Fuimos al primero a Pihlajakoski, a un cruce lento junto a un pequeño puerto. No era gran cosa, pero permitía llegar y salir rápido para ir a Kakaristo. Otro fallo por mi parte, decidí ir a la ZP G, antes del rasante, estaba demasiado lleno de púbico, lo que nos hizo caminar 25 min y perder demasiado tiempo. Zona rápida en bajada que estuvo bien. Antes de hacer el siguiente tramo, realizaban un refuelling, por lo que, por tiempo y distancia, daba para llegar al tramo de Leustu. Pero desconocía el atasco que se forma en Jämsä y solo llegamos a ver el último WRC. Tocaba mejorar para el segundo bucle e intentar ver tres tramos. Como sobraba tiempo, decidí volver a Pihlajakoski, pero a un lugar diferente, poco después de donde habíamos estado, pero por otro acceso por en medio de los bosques de abetos. Zona rápida espectacular, con poco público y que nos permitió aparcar muy cerca del tramo, para poder salir rápido hacia la meta de Kakaristo. Zona muy rápida y espectacular donde prácticamente no había nadie. Ver un WRC a 180 km/h pasar tan cerca, ¡es impresionante!. Salimos hacia Leustu, ya intentando evitar el atasco que había formado, con carreteras alternativas, pero solo llegamos a la mitad de los WRC. Cinco tramos vistos y uno solo el último WRC. Aprovechamos para comprar en Jämsä y a casa a cenar.

Domingo 4 de agosto

Despertador a las 04:00

Salida a las 05:00

La intención era ver tres tramos, pensé en ver los cuatro, pero solo había 30 minutos aproximadamente (viendo los WRC) entre Laukaa 1 y Ruuhimäki 1, por lo que decidí ir a ver la primera pasada a Ruuhimäki, intentar asegurar Laukaa y teníamos dos tramos vistoS, que era lo mínimo. Si salía bien, volver a Ruuhimäki a ver la Power Stage, ya era un tramo extra de regalo. Y nos salió redondo el plan. A las 5:45 ya estábamos en Ruuhimäki , fuimos de los primeros en aparcar y situarnos, no había apenas nadie, por lo que así podíamos salir rápido de allí, fuimos a la famosa zona final, donde parece más un circuito de motocross, que un tramo de rallys, con los saltos seguidos, uno detrás de otro. Nos dio tiempo a llegar a Laukaa a la ZP B, una derecha muy rápida, que habíamos mirado previamente por un acceso que hay detrás y que estaba finalmente cerrado, debiendo dar un poco más de vuelta, pero llegando a tiempo igual. Lugar espectacular, con poco público, pero del que nos llevamos una sorpresa. Al llegar una Marshall nos indicó que era una zona privada y un finés con malos modales, nos dijo repetidamente, que debíamos irnos, 100 metros más lejos, porque era privado. No entendí muy bien esto de zonas privadas. Como la Power Stage, tiene su horario habitual, nos dio tiempo de sobra para llegar, aparcar y comer, antes de ver el último tramo, en la última horquilla, antes de la meta.

Laukaa

Tocaba volver a la casa y disfrutar un poco de ella de día, descansar, chimenea, siesta y probar la bañera exterior. Como curiosidad, decir que las cabañas finlandesas, suelen tener el WC fuera de la casa y que estos son un poco particulares. No tienen la típica taza que conocemos aquí, sino un lugar donde te sientas y no existe cadena para tirar, ya que no tienen agua corriente, después de usar el WC, debes tirar tierra, de un cubo que tienes al lado. Tampoco tenía lavabo, ni plato de ducha o bañera.

La última noche, decidimos bajar a cenar a Jyväskylä, como despedida, únicamnete encontramos abierto, una pizzería enfrente del Pub Heidi’s. Previamente a la cena, pasamos por la sede del equipo Toyota Gazoo Racing, en Puuppola.

Lunes 5 de agosto

Toca volver a Palma, aprovechamos para dormir un poco que los últimos días y descansar, acabar de hacer las maletas y bajar tranquilamente a Helsinki. Vuelo sin incidencias y las 17:30, llegada a Palma con un sofocante calor, después de seis días con máximas de 15º. Coincidimos en el avión con Henning Solberg, que venía a Mallorca.

Gastos

Por persona para 6 días

Avión ……275 euros

Casa………200

Coche……112

Rally Pass…80

Más gasolina y comida aparte

Souvenirs

Como siempre hay que “llevarse” recuerdos y esta vez he conseguido material TOP. El merchandising del rally, era bastante feo, a parte de unas gorras, la placa del rally y unas pegatinas, no he comprado nada más. Los otros recuerdos, son tres banderas, una de Toyota que regalaban, junto a un palo telescópico, una enorme del rally y una suomi. Los más “valioso” ha sido la placa de Ouninpohja y el cartel de Power Stage en Ruuhimäki

Conclusión:

Rally espectacular, al igual que el país en esta época. Obligada visita para cualquier buen aficionado a los rallys. Se nota la gran cultura de rallys que tienen y sorprende mucho, lo tranquilos y confiados que son los nórdicos. Conducen muy correctamente (esta lleno de radares por todo), tienen un ritmo de vida muy diferente al nuestro. Y no tienen la pillería que tenemos los del Sur de Europa (para suerte suya claro). Tienen un indice de delincuencia tan bajo, que ni se les pasa por la cabeza, que les puedan robar, timar, etc. Un ejemplo…cuando van en moto a los tramos (nunca había visto un rally del mundial, que lo siguiera tanta gente en moto), si dejan la moto aparcada lejos del tramo, dejan los cascos sin atar en la moto. Hay que verlo, para creerlo…

Varias cosas me han sorprendido. En la época que estamos de las redes sociales, móviles, todos los fineses acuden al rally con una radio, y no una radio pequeña y sus cascos. Radio grande, con antena telescópica, de las de antes y a todo volumen.

Por cada lata que reciclan, les devuelven dinero. En los supermercados, tienen donde alojarlas, y van sumando dinero.

Volveré seguro, aún no se cuando e intentaré, quedarme unos días más.

-Cosas buenas

-Muchos tramos vistos. Mi record personal en el WRC, 13 y medio

-País muy bonito

-Rally muy bien organizado

-La casa espectacular

-Como me dijo mi amigo Nacho Villarín “estás disfrutando como un gorrino de visitar lugares míticos, eh?”

-Cosas malas

-He cometido algunos errores en la planificación de los tramos, que debo mejorar

-Nevera muy pequeña en la casa (lo único malo de ella) y obligaba a ir cada día al supermercado a comprar

-Mosquitos enormes (aunque a mí no me pican)

-El tiempo que falta para volver

……………………………………………………………………………………………………………………….

Próximo destino: Finale de la Coupe de France des Rallyes en Albi, el mes de octubre

Fer Velilla (@fervelilla)