Diario de viaje: Finale de la Coupe de France des Rallyes – Albi 2019

La Final de la Copa de Francia de Rallyes, viene disputándose desde el año 1984, en un principio se creó para rallys regionales, posteriormente se creó otra Final para rallys nacionales y en 1994, se fusionaron en una única Final. Entre 1994 y 2001, los puntos obtenidos en la clasificación, se convertían en bonos, que se sumaban a los puntos obtenidos durante la final. A partir de 2002, se dejaron de otorgar puntos en la final y el vencedor del rally, pasó a ser el ganador de la Copa.

Resultados de todos los años: https://www.ewrc-results.com/events/885-finale-de-la-coupe-de-france/

No recuerdo desde cuando sigo la Final, primero a través de las revistas francesas y posteriormente, además de por la prensa gala, también gracias a YouTube. Una de las particularidades de la Copa y a la vez una de sus virtudes, es que va rotando por toda Francia. Suelen ir con dos años de adelanto la ciudad que acogerá la Final (ya sabemos la de 2020 y esta apunto de anunciarse la de 2021). La Final de 2017, se iba a disputar en Marsella y dada la proximidad con Barcelona, decidimos ir por primera vez. En aquella ocasión fuimos tres personas (Joan, Pere y yo) y la verdad que volvimos encantados del rally y con la idea clara de volver en cuando volviese a caer cerca de España. Y al poco de volver, se anunció que la Finale 2019 sería en Albi, cerca de Toulouse, justo pasado Pirineos, en la región de Occitania. Así pues, ya teníamos nueva fecha para nuestra próxima Finale. La verdad es que no acabábamos de entender del todo su funcionamiento y después de la de 2017 y lo que hemos ido investigando/averiguando, hemos ido entendiendo un poco más su funcionamiento, que no es fácil.

La Finale es un rally diferente al resto, esta destinado a los pilotos no profesionales franceses y que se reúnen cada mes octubre en una Final. Es el fin de fiesta de los pilotos amateurs. Se disputa con los vehículos que corren los regionales, puedes ver desde un R5 FIA, al AX más simple que te puedas imaginar. Además de los atómicos F2000 franceses. Estos últimos años, la lista de inscritos, ronda entre 160 y los 200 inscritos. Otra particularidad que diferencia una Final a un rally normal, es que cada federación, monta un stand dentro un pabellón (Village des Ligues, le llaman ellos), donde cada federación promociona su región, invitando a beber y comer, productos típicos suyos, además de sus rallys, repartiendo flyers, calendarios y demás publicidad. También es habitual, que sus pilotos/copilotos clasificados, tengan una foto en el stand y acudan allí cada final de etapa o jornada. Particularmente, es una de las cosas que más me gusta de la Final (aparte del rally) y que más sorprende a alguien que acude por primera vez. La federación francesa, entrega un premio económico, al mejor stand. Y reparte otro premio, a la región que obtenga más puntos en la clasificación final con sus equipos participantes en el rally.

Como funciona la Copa de Francia de Rallyes

La Copa es un campeonato destinado a los pilotos no profesionales ni prioritarios, principalmente puntúan para la Copa los rallys del regional. Cada regional tiene sus rallys puntuables, además de los rallys Nacionales o de 2ª división que lo soliciten. No se deben correr todos, simplemente los que obtengan más puntos entre las fechas que se disputa la Copa, se clasificarán para la Final (Finale). Las fechas para este año iban comprendidas entre el 10 de septiembre de 2018 y el 8 de septiembre de 2019.

Existen tres tipos de rallys:

Coeficiente 4:

Rallys Nacionales o de 2ª división, entre 100 y 160 kilómetros de tramos cronometrados

Coeficiente 3:

Rallys Nacionales, entre 60 y 140 kilómetros de tramos cronometrados

Coeficiente 2:

Rallys regionales, entre 30 y 40 kilómetros de tramos cronometrados y un máximo de 280 de kilómetraje total

Existe un listado, con los rallys del Campeonato Francés de 2ª división con los rallys coeficiente 4

Se puntúa por grupos y por clases:

Quedan excluidos de poder puntuar y participar los WRC (2.0 Y 1.6T), S2000 1.6T (RRC), “French Rally Cars”, GT+, RGT y GT10 con motor de más de 6 litros

Serán validos los puntos obtenidos hasta el 8 de septiembre y se divide en 19 regiones. Cada región tiene un número de clasificados, que va en función de los inscritos en el año anterior más los bonus correspondientes, por ser la región organizadora de la Final, o resultados en las Finales previas:

Los regionales de Isla Reunión, Nueva Caledonia, Polinesia Francesa e Isla Guadalupe, podrán nombrar a pilotos no clasificados, siempre que los clasificados, decidan no acudir a la Final y demuestren ser residentes.

También se clasificará el primer joven menor de 25 años y la primera fémina, que estén clasificados entre los 10 primeros del regional

Existe un mínimo de participaciones en función de los rallys que organice cada regional, para poderse clasificar

Un piloto clasificado para la Final, deberá participar en ella con un vehículo del mismo grupo, clase y ruedas motrices, que con el que se ha clasificado, a excepción de los pilotos de las regiones del extranjero

Funcionamiento de la Finale:

Siempre se disputará un tramo conocido como “Prologue”, que no contará para el rally, pero si determinará el orden de salida del rally. Se disputarán un máximo de 4 tramos diferentes, con un máximo de 120 kilómetros cronometrados. Y la segunda etapa se deberá componer de 2 secciones con un mínimo de 3 tramos

Se organizan dos jornadas de reconocimientos y entre 1 y 3 pasadas máximo por tramo

Clasificaciones:

Existe una clasificación de pilotos, copilotos, primer joven, primera fémina y una de regionales, donde puntúan los 5 primeros, con un premio de 15.000 euros, a repartir entre las 5 primeras regiones que obtengan más puntos en la Finale. Existe también un premio de 1.500 euros, para la región que mejor organice su stand en el Village

Previo

Me suele pasar habitualmente, que soy de los primeros en ir a un sitio ver carreras y a la próxima vez que acudo, somos muchos más mallorquines. Me ha pasado con mi primer rally de nieve, con la Baja Aragón, con Le Mans, con la Finale, etc. Un rally muy desconocido en Mallorca y que gracias a nuestro viaje de 2017 y la buena publicidad que le dimos, para este 2019, hemos llegado a la cifra de13 mallorquines.

Sabíamos la zona del rally, pero la verdad que la organización ha tardado mucho en desvelar los tramos, por lo que el trabajo previo, se ha acumulado bastante al final.

Lo primero que reservamos fue la casa, ya que estaba claro, que el centro del rally iba a ser en Albi y sobre todo, siendo un número importante de personas, había que darse prisa en buscar alojamiento. Tirando como siempre de Airbnb, conseguimos una casa para 13, a muy buen precio, en el mismo centro de la ciudad

Los billetes había dos opciones. O volar a Toulouse directos desde Palma o volar a Barcelona y hacer los poco más de 400 kilómetros hasta Albi en coche, finalmente nos decidimos por esta última opción, al haber más disponibilidad de horarios y mejores precios.

La Finale habitualmente, suele tener el mismo formato. El rally en sí, empieza el viernes por la mañana con un tramo de clasificación, que determina el orden de salida del rally, que arranca el viernes tarde/noche. La segunda etapa se disputa todo el sábado y el domingo por la mañana se reserva para la entrega de premios y para que todos los participantes, vuelvan a sus casas.

Habíamos consultado los tramos de ediciones anteriores, pero el organizador, supongo que para obtener una mayor igualdad entre todos, había cambiado todos los tramos, excepto uno. Por lo que teníamos muy pocas referencias, a parte de las onboards que había colgado la organización de los tramos, que de poco sirven al ser a velocidad normal. Por ese motivo, decidimos irnos 4 de los 13, el miércoles tarde y dedicar todo el jueves a reconocer nosotros los tramos y los accesos, para así cuando llegará el resto, el jueves noche, tuviésemos listo los sitios y tramos que queríamos ir.

El viernes se disputaba el Prologue en una tramo muy rápido y de doble carril, que no tenía nada que ver con el resto de tramos en cuanto a tipo de trazado. El rally arrancaba con dos tramos el viernes tarde/noche al sur este de Albi. El sábado se disputaba un bucle de tres tramos a repetir en dos ocasiones, en la zona más habitual del rally, con partes conocidas, trozos nuevos o invertidos, pero resultando al final tramos nuevos, excepto uno.

Miércoles 16 de octubre

Salíamos de Palma tres (Puchuki, Joan y yo) y debíamos recoger en Girona a otro (Pere, mallorquín que estudia allí), para dormir en su casa y salir a primera hora del jueves hacia los tramos. Como buenos mallorquines, nos llevamos un pan moreno de Palma y cenamos de pa amb oli en casa de Pere.

Jueves 17 de octubre

A las 06:00 salíamos de Girona y debíamos llegar al primer tramo a reconocer a las 9:30, como así fue. Empezamos por los tres del sábado porque eran los que primeros nos venían, seguimos por el Prologue y acabamos con los del viernes, dándonos tiempo a reconocerlos todos con luz diurna, que era la intención. Posteriormente nos dirigimos a la casa, resultando ser espectacular. Como habíamos realizado la compra, camino de Girona. Puchuki, nuestro chef, nos deleito con hamburguesas caseras. A las 02:30 de la madrugada, llegaba el resto de la expedición mallorquina a la casa.

Viernes 18 de octubre

A los 08:00 estábamos ya en el Prologue, la verdad es que esperábamos mucha más gente de inicio de la que nos encontramos, incluso llegamos demasiado pronto. Al ser muy rápido y ancho, no teníamos nada claro donde ubicarnos. Decidimos ir a la ZP1 que era una curva derecha, cerca de la salida, donde llegaban a fondo, tras una larga recta Y la verdad que el sitio fue mejor de lo esperado, vimos la lista prácticamente completa de 203 coches. Por la tarde, nos dirigimos al tramo 1, al ser que más tiempo veríamos con luz diurna y poder ir a parque cerrado y ver los stands de las federaciones. Nos ubicamos en la ZP5, zona donde se veía bastante y con un rasante en curva que veíamos a los lejos. Una cosa curiosa de este día, fue que durante el tramo hubo un parón, consultamos el foro de Forum Rallye y era un parón programado, debido a un vecino que necesitaba atención médica, a un hora concreta. Existía un cuadro, con todas las incidencias y parones, que se iban a producir durante todo el rally, algo muy sorprendente, que no habíamos visto nunca. Por la noche, nuestro chef, nos preparó arroç brut para todos.

Sábado 19 de octubre

Había la opción de ver cuatro tramos, pero decidimos perdernos el primero e ir a ver la asistencia de la mañana. Curiosamente, las asistencias en los rallys franceses no son al acabar la jornada, sino que van directos a parque cerrado y por la mañana tienen la asistencia larga (quizás se deba a la gran cantidad de inscritos y no acabar muy tarde).

Decidimos ir al tramos de Montaigut, el único que se repetía de otras ediciones, a unas eses rápidas del inicio, por un acceso que habíamos mirado previamente. Pero al ser el tercer tramo del día y tras un accidente fuerte en el segundo, sufrimos un gran retraso.

El segundo tramo del día, era Montmiral, zona rápida y con mucha visión. Y para despedir la jornada y el rally, volvimos a Montaigut, a una zona entre viñedos, donde tras pasar los primeros, hubo otro parón largo y ya caer la noche, decidimos ir a parque cerrado y a la fiesta final en los stand de las federaciones

Domingo 20 de octubre

El domingo era el día de volver a casa, pero aprovechamos el poco tiempo disponible, para ir a visitar un poco la ciudad de Albi, con su espectacular catedral de ladrillos, la más grande del mundo, construida con ladrillos, junto al río Tarn

Conclusión

Es un rally que recomiendo a la gente, por ser diferente y sobre todo se lo recomiendo a gente que corre o sigue habitualmente regionales, al ver pilotos y coches de su nivel y algunos muy superiores evidentemente, pero es un rally más cercano a cualquier otro. Sólo por ver el montaje, ver listas de inscritos de más de 200 coches y ver los F2000, ya vale la pena.

Cosas buenas

-Claramente es otra cultura de rallys totalmente opuesta a la mallorquina, pasar por dentro de viñedos con el “pagès” allí y que no te diga absolutamente nada, incluso te invite a pasar, choca mucho con lo que estamos acostumbrados aquí. Incluso aparcar en una casa para acudir a un tramo, llenando la casa de coche y ni una sola queja del propietario.

-Otras cosa que tiene de positivo, es que al rotar por Francia, cada vez que vas, es un lugar diferente y visitas un sitio nuevo, otros tramos e incluso la lista de inscritos, no tiene mucho que ver un año con otro.

-Me ha gustado que los F2000 estén separados por cilindradas, nunca compiten entre ellos. Dentro del grupo hay cuatro clases:

-Clase 11: hasta 1150 cc

-Clase 12: de 1150 a 1400cc

-Clase 13: 1400 a 1600cc

-Clase 14: 1600 a 2000cc

Lo que permite ver F2000 pequeños, realmente espectaculares como el de Patrice Cordier, un autentico espectáculo de Peugeot 106 , que fue el vencedor del F2000/12

-Mucho mejor la ubicación del parque cerrado esta edición que la anterior en Marsella, que era un autentico caos. Este año estaba situado en el mismo circuito de Albi y era todo mucho más espacioso y accesible.

Cosas malas

-Demasiado poco tiempo para visitar Albi, es una ciudad muy bonita por lo poco que pudimos ver y que necesita más tiempo

-Quizás nos equivocamos en alguna ubicación, pero no había demasiado accesos y era difícil llegar a según que sitios. Y también es difícil intuir un sitio bueno, sin ninguna referencia de onboard de ediciones anteriores

Gastos:

  • Avión 55 euros
  • Casa 42 euros
  • Coche 42 euros

Último viaje del año, pensando ya en 2020…

Fer Velilla (@FerVelilla)

Diario de viaje: Rally de Finlandia 2019

Mi admiración por el Rally Mil Lagos me viene de muy pequeño.

Cuando tenía unos 9 años, circulaba por mi casa esta cinta de VHS (que aún conservo). La debió traer mi padre. Recuerdo que me sentaba en el suelo y la miraba en bucle, una y otra vez, me la sabía de memoria, no tenía otra. No existía ni internet, ni YouTube, ni nada parecido.

33º Rally of de 1000 Lakes

26-28 de agosto 1983

50 tramos cronometrados, 1460 kilómetros de enlaces, 473 cronometrados

Victoria de Mikkola-Hertz con Audi (era su séptima victoria en casa), a pesar de los problemas de estos. La segunda posición era para Blomqvist-Cederberg, también con Audi, que cedían la victoria a Hannu, a falta de dos tramos para finalizar, siguiendo ordenes de equipo, ya que Mikkola disputaba el campeonato (ese año sería campeón del mundo). El pódium lo completaban Alen-Kivimaki, con Lancia 037.

Los espectaculares Toivonen-Gallagher y Vatanen-Harryman (¡vaya equipazo!), abandonaban ambos con los bonitos Manta 400 de Rothmans, llegando a ir terceros y cuartos del rally.

Revista Automóvil (octubre 1983)

Quien me iba a decir, que 35 años después, ¡por fin iba ir a ver el Rally 1000 Lagos!

Previo Rally

A la vuelta del Rally de Gales del año pasado, mi amigo Arnau Bennasar, me comentaba si para 2019 poníamos en marcha ir a Finlandia. Era un rally que como he comentado previamente, tenía muchas ganas de ir, pero por un motivo u otro, lo había ido aplazando. Me ha pasado más de una vez, que gente, en su mayoría de Mallorca, me comentan que les gustaría ir a Finlandia, cuando realmente no han viajo al mundial o sólo al Costa Brava/Costa Daurada. No es que no se pueda, evidentemente, pero creo que hay muchos rallys bonitos antes a los que viajar, antes de ir a Finlandia. Si vas directamente a Finlandia, vas a ir a unos de los mejores y los viajes que hagas después, igual te sabrán a poco. Pero bueno, es sólo mi opinión.

Íbamos a ser cinco en un principio, pero finalmente hemos sido cuatro (Arnau Bennasar, Xisco Montblanch, Joan Toni y yo). Más de cuatro o cinco, en un viaje al mundial, ya son multitud.

Lo primero que hice fue consultar fecha de sacar los billetes, vuelos y donde elegir casa. Nos pusimos a mirarlo en noviembre (Gales fue en octubre) y lo primero que me avisaron, era que nos diésemos prisa en buscar alojamiento, ya que era lo que antes se agotaba o subía de precio y no encontrabas casa donde querías o te gustaría. La casa la estuvimos mirando en varias webs y finalmente, la alquilamos en la página de www.airbnb.es. Nos decidimos más por las referencias de la casa y por el precio, que por la ubicación (Uurainen), un poco demasiado al norte de Jyväskylä (como así me pareció una vez allí). Aunque la cabaña ha sido espectacular y ha compensado con creces el “hándicap” de la distancia.

Los billetes, los sacamos en noviembre también, con la compañía Norwegian, que tiene vuelo directo Palma-Helsinki. Teníamos que salir el martes noche y volver el lunes por la tarde, aunque a los dos meses hubo un cambio de horarios/vuelos y salimos el martes al mediodía, manteniéndose la vuelta igual. El cambio de vuelo y las constantes noticias de posible quiebra de Norwegian, nos tuvieron un poco en vilo hasta el último momento.

El tema coche, es lo más sencillo, lo alquilamos en Sixt. Más delante explicaré lo que nos ha costado el rally en su totalidad. Evidentemente, no es de los viajes al mundial, más batatos, pero la ventaja de tener que planearlo con tanta antelación, es que lo vas pagando poco a poco.

Si tengo que ser sincero, al principio no estaba muy motivado con el rally, no fue hasta que me puse a mirar tramos, que poco a poco, mi motivación fue en aumento.

Una vez se publicó el rutómetro, lo primero que hice, fue comparar los tramos que coincidían con 2018 y visualizarlos en WRC+ mediante las onboards y consultar la web de https://www.rally-maps.com/home, página muy completa, donde te indica las diferentes versiones de otros años, onboards e incluso onboard con un puntero en el mapa, que se mueve a la vez que la imagen, lo que te permite, localizar puntos concretos interesante.

Lo que me sorprendió a primera vista, era que parecía que se podían ver muchos tramos, por tiempo y por distancia entre los tramos, algo que me extrañaba y que al preguntar a amigos que hace años que van a trabajar, me lo confirmaban, que era fácil moverse, ya que estaba muy bien organizado. A parte de que los nórdicos, son otro mundo, comparado con los que venimos del sur de Europa, luego lo cuento.

Una vez publicada la guía oficial, fue imprimirla y empezar a tomar apuntes, leer webs y cualquier cosa que me ayudase a guiarme. Una web que me ha sido bastante útil, ha sido https://itgetsfasternow.com/2019/06/28/route-preview-rally-finland-2019/, donde explica muy bien los tramos, con videos y puntos kilométricos de los lugares míticos o interesantes.

Como he dicho previamente, en la teoría me salían muchos tramos, después me faltaba comprobar in situ, si era posible o no. Como nos íbamos el martes al mediodía, teníamos todo el miércoles y parte del jueves, para ir a ver tramos, accesos y ver las distancias/tiempo. Planifique el miércoles para ir a ver los tramos de más lejos e ir subiendo, dejando para el jueves, entre el shakedown y la Super Especial de Harju, los dos tramos del domingo, y el tramo más al norte del rally.

Viendo el rutómetro, me di cuenta que no se volvía a disputar el mítico tramo de Ouninpohja, sólo una sección de él, denominado Kakaristo, por lo que, durante el miércoles, era visita obligada, ir a ver la versión más habitual de 34 kilómetros, del que dicen es el mejor tramo del mundo. El cual, previamente, también preparé, encontrando mucha información en la misma web, comentada anteriormente https://itgetsfasternow.com/2017/11/24/ouninpohja-pt-1-the-legends/

Martes 30 de Julio

El martes teníamos el vuelo a las 12:50 y debíamos aterrizar en Helsinki a las 17:50, hora de Finlandia, que tiene una hora más que en España. A las 17:30, ya aterrizamos en el aeropuerto de Vantaa, faltaba recoger el coche (VW Caddy automático) y nos separaban 300 kilómetros hasta la casa en Uurainen, a la cual llegamos sobre las 22:30. De camino, avisamos a la dueña de la casa de que llegaríamos tarde y nos dijo que nos había preparado un pastel de arándanos como bienvenida. La cabaña (mökki en suomi) pintaba muy bien en la web, pero cuando llegamos, era espectacular y el lugar también.

Como a esa hora, ya no se puede ir a cenar a ningún sitio y llevábamos comida, cenamos de “pa amb oli”, con pan moreno, aceite, tomates, tortilla de patatas y embutidos que habíamos traído de Palma.

Miércoles 31 de Julio

Despertador a las 6:00

Salida a las 7:00

Destino Kakaristo a 105 kilómetros. Durante el día reconocimos por este orden, Kakaristo, Pihlajakoski, Päijälä, Ouninpohja, Leustu, (parada para comer en Jämsä y primera compra en el supermercado) Oittila, Moksi, Urria, Ässämäki. Tramos espectaculares en general, con zonas rápidas, lentas, anchas, estrechas, un poco de todo. Me sorprendió el tipo de terreno, no esperaba tanta gravilla, con todos los vídeos, resúmenes, que he visto siempre del rally, me pensaba que sería más arcilloso. Acabamos bastante tarde, al perder demasiado tiempo comiendo y comprando, pero conseguimos ver todos los tramos que tenía planeado.

Ouninpohja

Ouninpohja merece un apartado aparte, ¡es espectacular!. La primera parte hasta el cruce de Mutanen (Ouninpohjantie), tiene lugares muy míticos como la roca donde se salió Dani Sordo en 2006 con el Citroën Xsara, la cual tiene su nombre escrito, junto al de Toni Gardemeister,

poco después llegamos a la parte más famosa, con el salto de Yellow House y la sección donde Gronholm mantuvo el Ford Focus 46” a fondo. A partir del cruce, viene una sección muy rápida (Okskulmantie), que coincide con la versión 2019 del tramo y que llega hasta el cruce de Kakaristo (al llegar al cruce y me vino a la cabeza, la imagen del video de Hirvonen en 2007 llegando con el Ford Focus descolgado)

Desde Kakaristo, hasta el último cruce (Pitkäjärventie), también coincide con 2019, el trazado original de Ouninpohja gira a la izquierda, y este año, giraba a la derecha. Lugar de obligadísima visita, si vais a Finlandia

Jueves 1 de agosto

Despertador a las 06:00

Salida a las 07:00

Dirección al shakedown en Vesala. La verdad que cada vez me gustan menos los shakedown, se acumula mucho público y los prioritarios pasan demasiadas pocas veces.

Acudimos a la parte final que es rápida y ya estaba a reventar de público, estuvimos viendo unas cuantas pasadas, hasta que apareció un espectador caminando por el tramo y detuvieron el shake, además de desalojarnos de donde estábamos. Al estar a tope y no encontrar una buena ubicación para seguir viéndolo, decidimos ir a ver los tres tramos que nos faltaban, Äänekoski, Laukaa y Ruuhimäki.

A la vuelta, antes de ver la Super Especial de Harju, en el centro de Jyväskylä, nos dio tiempo a visitar el Service y realizar las obligadas compras de merchandaising. La Super Especial no es que sea gran cosa, además que esta abarrotada de púbico. Vimos los WRC y a casa a cenar y preparar la etapa del viernes.

Viernes 2 de agosto

Despertador 05:15

Salida 06:10

La intención era ver seis tramos (Oittila, Urria, Äänekoski, Moksi, Ässämäki, Harju) con lo que hubiésemos visto, una pasada por cada tramo del día.

Ottila fue bien, fuimos a un cruce de fácil acceso en la ZP B, sólo se disputaba una vez y había que salir pronto y rápido de ahí, ya que estaba un poco apartado del resto de tramos. El siguiente tramo fue Urria, en la zona rápida previa al salto famoso. Pecamos de pardillos y aparcamos demasiado pronto en el acceso, teniendo que caminar 25 minutos, cuando más adelante, aún existía aparcamiento. Sitio muy rápido y espectacular. El siguiente tramo, era la zona final de Äänekoski, pero a tres kilómetros del tramo, nos encontramos un atasco, intentamos evitarlo y finalmente ir andando, pero no llegábamos, así que decidimos ir a Moksi, al rasante, que saltan de lado, costando bastante ubicarse, debido a la cantidad de gente que ya había, aunque el salto no decepciona. De ahí nos fuimos a una zona rápida al final de Ässämäki, calculé mal la distancia y tuvimos que andar más de lo previsto por dentro del bosque, aunque a la vuelta descubrimos un atajo, que facilitaba el acceso. Sitio bastante espectacular también. Al estar cansados y sabiendo que la Super Especial estaría a tope, preferimos ir a comprar y llegar más pronto a casa. Cuatro tramos vistos, de nos ser por el atasco llegábamos bien de tiempo a Äänekoski , a Harju decidimos no ir, por lo que ver seis tramos, era posible.

Sábado 3 de agosto

Despertador 04:30

Salida: 05:30

Era el día teníamos los tramos más lejos de la casa. Fuimos al primero a Pihlajakoski, a un cruce lento junto a un pequeño puerto. No era gran cosa, pero permitía llegar y salir rápido para ir a Kakaristo. Otro fallo por mi parte, decidí ir a la ZP G, antes del rasante, estaba demasiado lleno de púbico, lo que nos hizo caminar 25 min y perder demasiado tiempo. Zona rápida en bajada que estuvo bien. Antes de hacer el siguiente tramo, realizaban un refuelling, por lo que, por tiempo y distancia, daba para llegar al tramo de Leustu. Pero desconocía el atasco que se forma en Jämsä y solo llegamos a ver el último WRC. Tocaba mejorar para el segundo bucle e intentar ver tres tramos. Como sobraba tiempo, decidí volver a Pihlajakoski, pero a un lugar diferente, poco después de donde habíamos estado, pero por otro acceso por en medio de los bosques de abetos. Zona rápida espectacular, con poco público y que nos permitió aparcar muy cerca del tramo, para poder salir rápido hacia la meta de Kakaristo. Zona muy rápida y espectacular donde prácticamente no había nadie. Ver un WRC a 180 km/h pasar tan cerca, ¡es impresionante!. Salimos hacia Leustu, ya intentando evitar el atasco que había formado, con carreteras alternativas, pero solo llegamos a la mitad de los WRC. Cinco tramos vistos y uno solo el último WRC. Aprovechamos para comprar en Jämsä y a casa a cenar.

Domingo 4 de agosto

Despertador a las 04:00

Salida a las 05:00

La intención era ver tres tramos, pensé en ver los cuatro, pero solo había 30 minutos aproximadamente (viendo los WRC) entre Laukaa 1 y Ruuhimäki 1, por lo que decidí ir a ver la primera pasada a Ruuhimäki, intentar asegurar Laukaa y teníamos dos tramos vistoS, que era lo mínimo. Si salía bien, volver a Ruuhimäki a ver la Power Stage, ya era un tramo extra de regalo. Y nos salió redondo el plan. A las 5:45 ya estábamos en Ruuhimäki , fuimos de los primeros en aparcar y situarnos, no había apenas nadie, por lo que así podíamos salir rápido de allí, fuimos a la famosa zona final, donde parece más un circuito de motocross, que un tramo de rallys, con los saltos seguidos, uno detrás de otro. Nos dio tiempo a llegar a Laukaa a la ZP B, una derecha muy rápida, que habíamos mirado previamente por un acceso que hay detrás y que estaba finalmente cerrado, debiendo dar un poco más de vuelta, pero llegando a tiempo igual. Lugar espectacular, con poco público, pero del que nos llevamos una sorpresa. Al llegar una Marshall nos indicó que era una zona privada y un finés con malos modales, nos dijo repetidamente, que debíamos irnos, 100 metros más lejos, porque era privado. No entendí muy bien esto de zonas privadas. Como la Power Stage, tiene su horario habitual, nos dio tiempo de sobra para llegar, aparcar y comer, antes de ver el último tramo, en la última horquilla, antes de la meta.

Laukaa

Tocaba volver a la casa y disfrutar un poco de ella de día, descansar, chimenea, siesta y probar la bañera exterior. Como curiosidad, decir que las cabañas finlandesas, suelen tener el WC fuera de la casa y que estos son un poco particulares. No tienen la típica taza que conocemos aquí, sino un lugar donde te sientas y no existe cadena para tirar, ya que no tienen agua corriente, después de usar el WC, debes tirar tierra, de un cubo que tienes al lado. Tampoco tenía lavabo, ni plato de ducha o bañera.

La última noche, decidimos bajar a cenar a Jyväskylä, como despedida, únicamnete encontramos abierto, una pizzería enfrente del Pub Heidi’s. Previamente a la cena, pasamos por la sede del equipo Toyota Gazoo Racing, en Puuppola.

Lunes 5 de agosto

Toca volver a Palma, aprovechamos para dormir un poco que los últimos días y descansar, acabar de hacer las maletas y bajar tranquilamente a Helsinki. Vuelo sin incidencias y las 17:30, llegada a Palma con un sofocante calor, después de seis días con máximas de 15º. Coincidimos en el avión con Henning Solberg, que venía a Mallorca.

Gastos

Por persona para 6 días

Avión ……275 euros

Casa………200

Coche……112

Rally Pass…80

Más gasolina y comida aparte

Souvenirs

Como siempre hay que “llevarse” recuerdos y esta vez he conseguido material TOP. El merchandising del rally, era bastante feo, a parte de unas gorras, la placa del rally y unas pegatinas, no he comprado nada más. Los otros recuerdos, son tres banderas, una de Toyota que regalaban, junto a un palo telescópico, una enorme del rally y una suomi. Los más “valioso” ha sido la placa de Ouninpohja y el cartel de Power Stage en Ruuhimäki

Conclusión:

Rally espectacular, al igual que el país en esta época. Obligada visita para cualquier buen aficionado a los rallys. Se nota la gran cultura de rallys que tienen y sorprende mucho, lo tranquilos y confiados que son los nórdicos. Conducen muy correctamente (esta lleno de radares por todo), tienen un ritmo de vida muy diferente al nuestro. Y no tienen la pillería que tenemos los del Sur de Europa (para suerte suya claro). Tienen un indice de delincuencia tan bajo, que ni se les pasa por la cabeza, que les puedan robar, timar, etc. Un ejemplo…cuando van en moto a los tramos (nunca había visto un rally del mundial, que lo siguiera tanta gente en moto), si dejan la moto aparcada lejos del tramo, dejan los cascos sin atar en la moto. Hay que verlo, para creerlo…

Varias cosas me han sorprendido. En la época que estamos de las redes sociales, móviles, todos los fineses acuden al rally con una radio, y no una radio pequeña y sus cascos. Radio grande, con antena telescópica, de las de antes y a todo volumen.

Por cada lata que reciclan, les devuelven dinero. En los supermercados, tienen donde alojarlas, y van sumando dinero.

Volveré seguro, aún no se cuando e intentaré, quedarme unos días más.

-Cosas buenas

-Muchos tramos vistos. Mi record personal en el WRC, 13 y medio

-País muy bonito

-Rally muy bien organizado

-La casa espectacular

-Como me dijo mi amigo Nacho Villarín “estás disfrutando como un gorrino de visitar lugares míticos, eh?”

-Cosas malas

-He cometido algunos errores en la planificación de los tramos, que debo mejorar

-Nevera muy pequeña en la casa (lo único malo de ella) y obligaba a ir cada día al supermercado a comprar

-Mosquitos enormes (aunque a mí no me pican)

-El tiempo que falta para volver

……………………………………………………………………………………………………………………….

Próximo destino: Finale de la Coupe de France des Rallyes en Albi, el mes de octubre

Fer Velilla (@fervelilla)

Cuadro histórico de resultados de rally y campeonatos de Baleares

Hemos iniciado entre unos cuantos (Pere Company, Joan Jaume Ferrer y yo) un cuadro histórico de ganadores de rallys y de campeonatos de Baleares. Iremos subiendo resultados poco a poco y actualizando así como vayamos encontrando resultados, hasta completar los máximos años posibles. Si queréis participar, podéis dejarnos resultados por aquí o en las redes sociales, si es con prueba gráfica mejor (recorte diario, clasificación, etc). Antiguamente FAIB (antes FBA) editaba unos cuadernillos con todos los resultados, si los tenéis y los queréis compartir con una foto, nos hacéis un favor. De momento solo haremos de rally, ya veremos si más adelante, subimos de montaña.

 

88-89

Temporada 88 y 89

91

Temporada 91

92-94

Temporadas de 1992 a 1994

95-96

Tempordas 95 y 96

97

Temporada 1997

2005-2006

Temporadas 2005 y 2006

2007-2008

Temporadas 2007 y 2008

2009

Temporada 2009

2010-2011

Temporadas 2010 y 2011

2012-2013

Temporadas 2012 y 2013

2014-2015

Temporadas 2014 y 2015

2016-2017

Temporadas 2016 y 2017

Fer Velilla (@FerVelilla)

Tramos olvidados

Empezamos nuevo proyecto!

Después de ver unos rutometros antiguos y por motivos laborales, pasar por varios tramos de la isla que han caído en desuso, he decidido recuperarlos para el blog. Iré a recorrerlos de nuevo y realizaré una entrada sobre cada uno de ellos, con el plano, fotos actuales y antiguas si es posible, recorrido, diferentes versiones que se realizaron, rallys en que se disputaron, hojas de tiempos y toda la información que pueda conseguir. Serán tramos para la mayoría desconocidos y que así podremos volver a recordar. Todos se han disputado o han estado en algún rutometro (alguno, finalmente no se disputó o solo una vez), ninguno será inventado. Lo iré haciendo cuando pueda, no será un trabajo continuo y seguro que entre todos, recordaremos más tramos de los que yo llevo apuntados hasta ahora. Estos son de momento los que tengo:

  • Mil Lagos
  • Son Carrió-s’Illot
  • Es Carreró Llarg
  • Castellitx
  • Son Macià
  • Son Negre
  • Camí de Tiraset
  • Esporles-Banyalbufar
  • Sant Joan Jaume
  • Campos-Porreres
  • Montuïri-Randa
  • Puchets-Gracia-Randa
  • Puntiró
  • Algaida-Galdent
  • Montuïri-Montuïri
  • Montuïri-Lloret
  • Artà-Cala Torta

Diario de viaje: Baja Aragón 2016

Por segundo año consecutivo, acudía a la Baja Aragón. En un principio no entraba en mis planes repetir la Baja este año. El principal motivo era que en las semanas previas, se disputaba el raid Silk Way Rally y podía mermar la inscripción de la Baja. Aunque finalmente no fue del todo así. Otra coincidencia, impedía a Pep Cifre (jefe de la web RallyRaid.es) acudir a la Baja, al coincidir con la Pujada al Coll de Sa Creu, el la cual ejercía de técnico de FAIB, lo que hacía que se pusiese en contacto conmigo y Pep Bestard, para cubrir la Baja para RallyRaid. Los restantes miembros del viaje que se sumaron posteriormente, fueron, Biel Dols, Joan Merino y Toni Bestard, los cuales debutaban todos en la Baja.

La Baja desde hace cuatro años ha abandonado la provincia de Zaragoza y el desierto de los Monegros, para disputarse en Teruel, cambiando un poco el terreno, al ser su recorrido más por caminos y menos terreno abierto. Es prácticamente la única oportunidad en Europa de ver los coches/motos/camiones que después veremos en el Dakar en enero, por lo que la hace una carrera única. Finalmente la inscripción de este año era menor que otros años, pero variada e interesante. El equipo Peugeot con Sainz, Nasser Al-Attiyah con Toyota y el debut de Nani Roma también con un Toyota Hilux eran las principales novedades. La inscripción de motos y sobre todo de camiones era un poco más floja que en la pasada edición.

Así pues me puse a buscar vuelo y casa en primer lugar. La presencia de Carlos Sainz este año, hacía más difícil encontrar alojamiento, respecto a la pasada edición, estando todo prácticamente todo lleno, en las cercanías de Teruel. La casa donde estuve el año pasado estaba ocupada. Finalmente encontré alojamiento en el mismo pueblo (Cella), a unos 25 kilómetros de Teruel, en dirección a las especiales , pero en otro casa, un apartamento en esta ocasión.

Viernes 22 de julio

Para ir hasta Teruel desde Palma, lo ideal es volar a Valencia, desde donde hay apenas unos 150 kilómetros (todos por autopista) y que se cubren en menos de dos horas. Al no acudir Pep Cifre, este año volaba el viernes a primera hora, para poder asistir a la etapa prólogo, que se disputaba el viernes por la tarde. Volábamos a primera hora de la mañana. El vuelo de Air Europa salía a las 7:30 de Palma, pero después de tener la visita de mi amigo Nacho Villarín durante una semana por Mallorca y ya que su vuelo a Madrid salía a la 6:30, hacía que a las 5:30 ya estuviese deambulando por Son Sant Joan.

Al ser cinco, volvíamos a escoger una furgoneta con GoldCar, el vuelo salió a su hora y no tuvimos ningún retraso, ni problema con el alquiler. Una vez salimos del aeropuerto, nos dirigimos hacia Teruel, a recoger las acreditaciones de prensa y presenciar un poco las verificaciones. Si estas acostumbrado a viajar a rallys del WRC, la Baja te sorprende por muchas cosas, como la poca gente que acude a presenciarla, cosa que hace que no te agobies con colas o por ejemplo que puedes entrar a las verificaciones y estar junto a Sainz, Hirvonen, Nasser, Roma sin mayores problemas.

Una particularidad de las Baja, es que el recorrido es secreto y no se publica hasta el mismo viernes. Después de acreditarnos, ver las verificaciones y merendar, aprovechamos la mañana para ir a la casa e inspeccionar posteriormente, sobre todo la etapa del sábado, que se dividía en dos sectores, uno por la mañana y otro por la tarde, que se repetiría el domingo, el cual no nos dio tiempo a visualizar, ya que estaba a punto de iniciarse ya la prólogo. Que en esta ocasión era nueva, con salida y llegada en el pueblo de Valdecebro, cerca de la asistencia en Teruel. Al ser sectores largos, (en esta ocasión superaban los 180 kilómetros ambos) y no ser una lista extensa en pilotos de calidad, lo que hago es, decidir a que sitios voy a ir y marcarlos en el GPS, para no perderme durante la etapa buscando. Decidimos cuantos coches vemos y nos vamos moviendo. La prólogo al ser un tramo único, salen primero las motos/quads, después los coches y detrás los camiones. Pero el sábado, al ser dos sectores diferentes, las motos/quads van por un lado y los coches/camiones por otro, por lo que tienes que decidir que quieres ver, nosotros decidimos ver los coches/camiones. La etapa del domingo, vuelve a ser única para todos, por lo que puedes volver a verlos todos.

La prólogo no tenía demasiados sitios donde acudir y nos dirigimos a la meta, desde donde se veía gran parte del recorrido. Y se nos hizo algo pesado, al alargarse mucho, llegando tarde a la sala de prensa para mandar las Jordi Rfotos. Coincidí en la meta, después de mucho tiempo sin vernos, con mi amigo Jordi Rierola, fotógrafo de WRC, F1, WTCC, ERC, etc, y con el que me inicié en mis viajes mundialistas al WRC en el extranjero y que esta trabajando con otro crack de las fotos, Andre Lavadinho. La prólogo en si, no tuvo nada destacable, victoria de Nasser y buen tiempo de Xevi Pons. Lo único que decide, es el orden de salida del sábado.

Sábado 23 de julio

El sábado por la mañana la etapa se iniciaba a las 8:00 y tenía un primer sector de 181 kilómetros. Decidimos ir en primer lugar a un cruce de carretera cerca de la salida. Realmente era una recta muy larga, cortada por una carretera de asfalto, donde saltaban y en la recepción del salto, había una casa que esquivar, resultando un sitio muy espectacular. Una cosa que sorprende mucho de la Baja, son los cortes al tráfico cuando cruzan o usan una carretera asfaltada, porque no cortan realmente la carretera, si no que cuando se acerca un coche, moto o camión, paran el tráfico y en cuanto a pasado, vuelven a abrir el tráfico! Decidimos que veríamos hasta Sainz y nos desplazaríamos hacia el norte a un paso de agua, que estaba a unos 35 minutos de distancia. Fue el único calculo que hicimos mal en toda la carrera, por que al llegar, ya estaba pasando Sainz de nuevo, por lo que seguimos más adelante y fuimos a ver otro paso de agua que estaba muy cerca de la meta en Barrachina. Con lo que el sector de la mañana estaba listo y nos daba tiempo a realizar nuestro particular “refueling” en Calamocha, cañita fresquita y comida típica del lugar.

Por la tarde improvisamos tres lugares donde verlos, ya que no habíamos podido ir a estudiarlos. El primero de ellos, cerca de la salida, otro cruze de carretera, que nos permitía ver los primeros y desplazarnos a otro vado de agua posteriormente en Gea de Albarracín. El último lugar donde fuimos a verlos fue en Masía Pelarda, una finca privada enorme, donde acababa la especial y donde se dan cursos de conducción con 4×4 y se realizan los test previos a la Baja. Esta vez, si nos dio tiempo a encontrar la sala de prensa abierta y poder mandar las fotos.

Al igual que en el viaje a du Var, volvíamos a tener a Biel de cocinero, lo que siempre es una

P1040223

Vista desde la casa en el pueblo de Cella

garantía de cenar bien, cosa que se agradece, después de un largo día de sol y mucho polvo. La casa estaba muy bien, aunque para mí no superaba la del año pasado, que era espectacular para los que nos costo. En esta ocasión nos costó 38 euros por cabeza, dos noches y el domingo nos dejaba la casa hasta la hora de marcharnos, para poder ducharse y no viajar llenos de polvo. 

Domingo 24 de julio

Al repetirse el sector del sábado a la tarde, ya teníamos los sitios marcados en el GPS, pero en esta ocasión al salir todos (motos, quads, coches y camiones), no daba tiempo a verlos en tres lugares diferentes, por lo que decidiamos ver los primeros en el primer lugar y todos los coches y camiones en el segundo. Acudiendo después a la sala de prensa a mandar las últimas fotos, antes de irnos y comer algo.

Conclusiones:

Es una carrera muy recomendable la Baja por varios motivos. Ves coches, motos, camiones, quads, que no tienes más oportunidades de ver en todo el año. Va muy poco público por lo que es muy fácil desplazarse, cambiarse de lugar, sin agobiarse, ni hacer colas. Se puede ir perfectamente el viernes por la noche, perdiéndote la prólogo y no tienes que pedir días libres en el trabajo. Y el tiempo que te ocupa, por los que te cuesta económicamente y disfrutas, vale mucho la pena. El calor es lo único quizás, pero las dos veces que he estado no ha sido sofocante, además de ser un clima muy seco y no sudar, que viniendo de Mallorca, es un lujo. Otra cosa interesante, es que el trazado el secreto, por lo que cada año varía. Este año no coincidí un ningún punto de los que fui el año anterior, cosa que hace que no te canse, al ver cosas diferentes cada año.

P1040202

Paisaje desértico de la Baja Aragón

Particularmente me ha gustado este año la Baja, aunque no estoy contento de como me han ido las cosas con la labor que tenía que desempeñar. He tenido muchos problemas técnicos, como perder la batería auxiliar en el aeropuerto de Palma, lo que hacía quedarme sin batería continuamente del móvil y apenas poder tuitear. La tablet dejo de funcionar, al fallar la pantalla táctil y los cables usb, tampoco funcionaban bien. Que todo esto le pase a alguien como yo..es una autentico desastre! Y me deja con mal sabor de boca.

Deportivamente la lucha que hubo en coches fue espectacular. Ver las tres marcas que se disputarán el Dakar, luchando por la victoria, y sobre todo, el ritmo y la espectacularidad de Nasser el domingo, ponían los pelos de punta. Si tengo que elegir un modelo de coche, me quedo con el Toyota Hilux. Al ser un motor V8 atmosférico, recuerda a los añorados Kit Car, contra los turbodiesel de Peugeot y Mini, que apenas hacen ruido y te dejan un poco indiferente, aunque no por ello, pierden para nada competitividad. La sorpresa fue el Ford de Xevi Pons, muy en la linea del Toyota y que seguro que ira mejorando en prestaciones. Los camiones este año, había muy pocos inscritos de nivel, tan solo los dos Tatra valían un poco la pena, con Kolomy y el mundialista del WRC, Prokop.

Souvenirs:

Poca cosa hay que “robar” en la Baja Aragón para el museo de recuerdos, pero siempre nos podemos quedar algo para guardar. Este año, camiseta, programa de prensa y acreditaciones

 

20160802_195408

 

Próxima parada?…Rally de Llanes? RallyRacc? Rally Mediterráneo-La Nucia?…veremos

Fer Velilla (@FerVelilla)

Viaje al Rallye du Var 2015

Este año tenía ganas de asistir a un rally de CERA (Campeonato de España Rallys de Asfalto), aprovechando que corrían Pedro Vila y Sergio Narváez. Y el elegido en principio era el Rally Villa de Llanes, pero por cuestión de subida de precios de los billetes, en relación con los que ofrece el CERA en cuanto a número de inscritos/calidad de coches, hizo que finalmente cambiasemos de objetivo.

Mirando los rallys que quedaban hasta final de año interesantes, puse las miradas en el Nacional Francés de Asfalto. Y había dos opciones, Critérium du Cévennes o Rallye du Var. Tras consultar con varias personas conocedoras del Nacional Francés, todas me aconsejaron ir a du Var. Después de devorar durante muchos años revistas francesas de rallys, como AUTO hebdo fr, Rallyes Magazine, Echappement, etc y hablar infinidad de veces de ir a ver un rally de Nacional Francés, por fin se hacía realidad. Y decidíamos acudir al 61º Rallye du Var.

En un principio éramos Pep Bestard y yo, el cual siempre me había comentado sus ganas de salir fuera de Mallorca a ver un rally. Posteriormente se fueron sumando al viaje Joan Merino, Biel Dols y Quique Salom. Finalmente, y a última hora, se unía el periodista y amigo, Nacho Villarín, que venía desde Madrid.

El Rallye du Var es un clásico del campeonato francés y cierra habitualmente el Nacional, y registrando a pesar de ello una de las mejores listas de inscritos del año, siendo un poco, el final de fiesta. Acudiendo pilotos mundialistas como Loeb, Latvala, Kubica, Tanak, etc. Suele disputarse en tres etapas, más un día de shakedown. Y se disputa en la zona de Sainte-Maxime, Port Grimaud, Saint-Tropez, en el departamento de Var, a unos 600 kilómetros de Barcelona, dirección Mónaco.

Previo rally:

Yo era el encargado de la logística, por lo que saque los billetes, alquile la furgoneta, busque alojamiento y estudie los tramos. El rally se disputaba de jueves a domingo, reservándose el jueves por la tarde para el shakedown y el viernes el mediodía empezaba el rally, hasta el domingo al mediodía, que finalizaba el rally. Saque los billetes de ida para el jueves a primera hora y vuelta el domingo a última hora, por lo que iba a ser un viaje intenso. En cuanto al alojamiento, para ahorrar siempre intento buscar apartamentos o casas, donde poder cocinar y comer lo que comes habitualmente, parece una tontería, pero es que como en España no se come en ningún lado, ¡os lo aseguro! Además de que sale carísimo. Finalmente tuvimos que hacer un cambio al unirse Nacho, ya que el alojamiento que teníamos era de cinco plazas y lo cambiamos por uno de seis, en Port Grimaud, cerca de la asistencia. También tuvimos que cambiar de vehículo, decidimos alquilar una furgoneta, al ser un viaje de muchos kilómetros y poder ir más anchos. No sabía que hubiese tantas dificultades, para alquilar un vehículo y sacarlo del país, muchas compañías o no te dejan o debes pagar un suplemento, además de que tienes los kilómetros limitados.

Las semanas previas al rally, las dedique a estudiar los tramos, las zonas interesantes y ver onboards de otros años. Hay una web muy interesante y útil como es Rally Maps (http://www.rally-maps.com/home), donde salen ediciones anteriores del rally, con mapas, cámaras interiores y la última novedad, es un video onboard, y al lado el mapa de google maps, con el tramo y un puntero que se mueve al ritmo del coche y sabes en que zona del mapa esta en cada momento. Otra buena fuente de información son los foros (los franceses son muy de foros aún). Yo el que suelo consultar, es el de Forum Rallye (http://forum-rallye.com/).

El rutómetro salió una semana antes del rally y no variaba demasiado de otras ediciones, dividiéndose en tres etapas como viene siendo habitual (no varía apenas el formato en cada edición). Con los típicos tramos de Gonfaron, Collobrières, Pignans entre otros, sumando un total de 14 especiales y más de 200 kilómetros cronometrados. La lista de inscritos se publicaba los días previos al inicio, y presentaba un cartel de lujo, con ¡246 inscritos! 192 Nacionales y 54 Históricos. Distribuidos en 4 WRC, 10 R5, 8 S2000, 4 GT’s, 33 R3, 25 R2, más F2000, N’s y demás grupos. Otro atractivo más para nosotros era la participación de cuatro españoles, Súarez, Mora, Llarena y Pepe López, que se jugaba el titulo Junior de la 208 Rallye Cup, contra Jordan Berfa.

Jueves 26 de noviembre:

Habíamos quedado a las 5:00 de la mañana y primer sobresalto, ¡no me suena el despertador! Toca salir corriendo hacía el aeropuerto, conseguimos llegar finalmente de hora y tuvimos un vuelo normal hasta Barcelona. Alquilamos la furgoneta y tocaba recoger a Nacho en la Estación de Sants, ya que venía en el AVE desde Madrid. Y salimos directos hacía en shakedown, con algo de retraso. Nos quedaban 600 kilómetros hasta nuestro destino.

Llegamos al shakedown con más retraso del previsto y solo pudimos ver unas cuantas pasadas con luz. Era hora de ir a buscar las llaves del apartamento y hacer la compra. El apartamento está bastante bien. Está situado en lo alto de una colina con vistas al Golfo de Saint-Tropez y cerca de los tramos y parque de trabajo.

V

Nacho Villarín charlando con “Cohete” Súarez en el shakedown

Jordan Berfa, rival de Pepe López en la 208 Rallye Cup Junior

Jordan Berfa, rival de Pepe López en la 208 Rallye Cup Junior

 

 

 

 

Viernes 27 de noviembre:

Tenemos la mañana libre, ya que hasta el mediodía no empieza el rally. Si voy a un rally nuevo para mí, procuro ir a hacer nuestros “recces” particulares, para comprobar accesos, mirar tramos y sitios interesantes donde ir, que previamente he mirado y anotado en casa, con toda la información recopilada. Decidimos mirar la primera etapa. Que está compuesta por cuatro tramos, por lo que la intención es hacer primero y cuarto. Empezamos por el cuarto (Roquebrune, 19’74 km) que también se disputa el domingo, siendo el último tramo del rally. Y comprobamos los accesos. Entonces ya nos dirigimos al primero, para repasarlo y ya quedarnos a esperar el inicio del rally, y… ¡primer fallo mío! Un acceso de la ES1 (La Mole, 8’85 km), está cortado por un montículo de tierra (lo había leído en un foro francés, pero entendí que había otro acceso allí mismo) toca improvisar y después de varias vueltas, decidimos ir hasta la meta del primer tramo. Una zona rápida con una cuneta sucia a derechas. Decidimos que veremos hasta Llarena, último español y que es el dorsal 72 (los históricos pasan antes que los Nacionales siempre). Tocaba ir al apartamento. Suerte que tenemos un cocinero en el grupo (Biel) y nos preparó unos buenos espaguetis boloñesa para recuperar fuerzas y planificar el día siguiente.

 

La ES4 ya se disputó de noche y con un intenso frío (4º), por lo que decidimos no complicarnos demasiado y acudimos al Col de Gratteloup, por su fácil acceso, lo que implicó que estuviera lleno de gente y aparcamos algo lejos. Zona espectacular, donde se veía mucho tramo y podías seguir los coches mucho tiempo. De vuelta al coche, andando casi a oscuras por la carretera, ¡nos encontramos con tres mallorquines! Que ya sabíamos que venían, pero que nos encontramos de casualidad. Con el retraso horario, se hizo muy tarde para ponerse a cocinar y decidimos parar a comer una pizza en Port Grimaud antes de ir a dormir.

Sábado 28 de noviembre:

La etapa del sábado no la tenía demasiado clara, por no poder repasarla el día previo y los tramos estaban muy juntos unos de otros, por lo que decidimos acudir a la ES6 (Pignans, 16’56 km), que es el segundo tramo del día, el cual se repite dos veces y en caso de no poder moverse, asegurábamos dos tramos. Había diversas opciones, como intentar ver tres e incluso cuatro tramos ese día, pero la neutralización de nuestro tramo durante los vehículos históricos y el consiguiente retraso horario, dificultó el moverse, al no saber horas de inicio de ningún tramo. Nos quedamos a ver las dos pasadas a Pignans en la paella de Notre-Dame des Agnes. Paella curiosa, por tener dos trazadas diferentes, y que se puede elegir por cual pasar. De vuelta al apartamento, aprovechamos para ver algún tramo del día siguiente y así saber ya donde ir. En el apartamento, tocaba cenar de ¡arroç brut! Aprovechando que Nacho nunca lo había probado y con el frío que hacía, Biel nos deleitó con un arroç brut a “la francesa”, ya que no conseguimos encontrar todos los productos que lleva habitualmente, pero que con el frío que teníamos, ¡entro de maravilla!

Pignans1

Paella de Notre-Dame des Agnes, en la ES6 (Pignans), con sus dos posibles trazadas.

Domingo 29 de noviembre:

Solo se disputaban tres tramos en la última etapa y debíamos volver al acabar, por lo que solo pudimos ver uno, decidimos ir al primero (ES12, Capelude, 17’76 km), cerca de la mítica paella “du Collo” en el pueblo de Collobrières. Zona que, aun siendo medio improvisada, resultó ser una bajada bastante espectacular. Decidimos ver hasta Mora y salimos dirección Barcelona. De camino en el coche, nos enteramos de salida de carretera de José Manuel Mora, en el último tramo, ¡una lástima! Como soy un “adicto” a las revistas en papel y después de haber arrasado un quiosco de Sainte-Maxime, de camino a Barcelona, debía encontrarle a mi amigo Tomeu Fluxà un número especial de la Echappement Classic sobre Jean Ragnotti y su 70 aniversario, que encontré en un quiosco y Tomeu me había pedido uno y ahora ¡estaba agotado! Como Nacho también lo quería, fuimos parando en todas las áreas de servicio, hasta por fin conseguimos dos los dos únicos números que quedaban. Una vez pasada la frontera, paramos en La Junquera a comer (¡comida de nuestro país!) y en el aeropuerto tocaba despedirse de Nacho Villarín, que se quedaba unos días por Barcelona.

Souvenirs:

Siempre que puedo, acostumbro a “robar” algo del rally como souvenir, para guardar en casa (tengo más cosas de las que me caben en mi pequeña casa), pero en esta ocasión apenas había visto nada y agotándose el tiempo, en el último tramo, me llevo en cartel de carretera cortada que pone Rallye du Var, con el que me tenía que conformar. Pero de camino a Barcelona, cerca de Marsella, paramos a buscar si tenían revistas en un área de servicio y se paró junto a nosotros el ouvreur de David Salanon (vencedor del rally). Retiro una pegatina de ouvreur del coche y la tiró a la basura, me fijé que encima del salpicadero llevaba una grande de plástico, nos acercamos y medio francés, medio mallorquín, le pedimos si la iba a tirar y me dijo que no, por lo que decidimos entrar en la gasolinera a comprar y seguir nuestro camino. Y cuál es mi sorpresa, que, al rato, vino con la placa en la mano, se dirigió a mí con la placa, me la regalo y me dio la mano, ¡¡ merci beoucoup!!

Souvenirs del Rallye du Var

Souvenirs del Rallye du Var

revistas

Obligada la visita a un quiosco, si vas a Francia

Conclusión:

Cosas positivas:

-Descubrir un campeonato que hacía años que tenía ganas de visitar, ¡volveré seguro!

-Espectacular comportamiento del público francés, se les nota que tienen mucha cultura de rallys, no vimos nadie borracho, nadie fumando porros, nada de música, nada de suciedad por el suelo, etc. ¡Ejemplar!

-Brutal el nivel de la Copa 208 Rallye Cup y que ¡categoría tan espectacular es la R2!

-Da mucha envídia ir a un quiosco y encontrar tantas publicaciones de rallys, con esa calidad de papel, de contenido, de portadas y que llevan tantos años editándose. Eso en España es casi imposible, por desgracia.

-Muy positivo mi primer viaje con Nacho Villarín, en un lujo poder hablar sin parar de rallys con alguien que sigue y trabaja en el Nacional de Asfalto, de Tierra y las carreras del WRC en Europa.

Cosas negativas:

-Me falto un día más para ver tramos y tenerlo todo más controlado, dos tramos el sábado se me quedo en poco.

-No conseguimos ver ningún “service” (asistencia) ya que al acabar el último tramo del día los coches se iban a parque cerrado. Y al iniciarse la etapa, se realizaba una asistencia y otra al mediodía, por lo que o veías tramos o ibas a la asistencia.

-Para alguien como yo, tan enganchado y acostumbrado al Twitter, el que, en un rally, no se cuelgue apenas información, hace complicado el seguimiento. Los franceses son mucho de colgar información en foros, algo muy incómodo de mirar desde un móvil y si le sumamos que, al estar en el extranjero, teníamos los megas limitados, se hacía muy difícil seguir el rally

Foto de todo el grupo

Foto de todo el grupo

 

 

 

 

 

 

Album de fotos de Pep Bestard: https://www.facebook.com/media/set/?set=a.995508233802766.1073741882.611694085517518&type=3

Fer Velilla (@FerVelilla)

Cuarta posición para Pedro Vila y Sergio Narváez en su debut en la Beca Dacia

Pedro Vila y Sergio Narváez han finalizado en sexta posición en la Dacia Sandero y cuartos entre los participantes en la Beca Dacia, en su debut en esta Copa del Nacional de Asfalto, que se iniciaba hoy con el Rally Sierra Morena, en Córdoba. Rally marcado por las neutralizaciones y por los abandonos dentro de la Copa. Hasta tres tramos de los ocho que se disputaban, han sido neutralizados por salidas de carretera. Y de los 10 Dacia Sandero que se inscribían, solo seis han conseguido finalizar.

La victoría como era de esperar, ha sido para Alberto Monarri, con casi dos minutos de ventaja sobre el catalán Carles Durán.

Clasificación final

Clasificación final

El próximo rally puntuable para la Dacia Sandero y la Beca Dacia será el Rally Rías Baixas (30-31 de mayo)

Fer Velilla (@FerVelilla)